ORGANOS DE PARTICIPACIÓN

CONSEJO DE DIRECCIÓN

Compuesto por:

- Superiora.

- Directora.

- Religiosas que colaboran directamente en la Residencia.

- Joven delegada del piso.

- Joven coordinadora de cada Comisión.

 

                      Se podrá invitar al consejo, según los temas a tratar, a otras hermanas de la comunidad o miembros de la Residencia.

                     La secretaria será elegida mediante voto entre las jóvenes miembros del Consejo.

                   La Directora, por medio de la secretaria, convocará a los miembros del Consejo para las sesiones ordinarias, y siempre que sea necesario, cuando lo soliciten al menos tres de sus miembros.

                   Los miembros del Consejo han de ser como grupo, un órgano de coordinación y buen entendimiento, que busque una amplia y profunda convivencia y que con sus aportaciones lleven a feliz termino las metas propuestas en la Residencia.

 

FUNCIONES

- Fomentar el diálogo y la acogida entre los distintos miembros de la comunidad residencial que favorezca la integración y participación.

- Ser portavoces de las propuestas razonables de sus compañeras.

- Aprobar y evaluar el calendario de actividades.

- Informar a las residentes de cuantos asuntos sean tratados para el mejor funcionamiento de la Residencia.

 

                En definitiva, VELAR POR EL CUMPLIMIENTO DEL IDEARIO Y REGLAMENTO.

 

DELEGADAS DE PISO:

 

ü    Son elegidas de manera democrática entre las compañeras del mismo y deben asumir con responsabilidad su tarea y ser motivadoras activas en la vida de la residencia.

ü      Deben llevar al menos un curso completo en la Residencia.

ü      Llevan las propuestas de sus compañeras al consejo de Dirección y las informa de cuantos asuntos sean tratados en dicho consejo.

 

ASAMBLEAS GENERALES:

 

                   Será convocada por la Directora de la Residencia, siempre que se vea conveniente y asistirán a las mismas todas las residente.


CONVIVENCIA

                    Es objetivo prioritario en la vida de la Residencia, por ello procuramos fomentar actitudes positivas, que ayudan a la creación de un clima educativo:

ü      Acogida hacia todas, que se muestra en el servicio y ayuda.

ü      Respeto mutuo, diálogo, sinceridad, lealtad, reserva, flexibilidad, amistad...

ü      Interés y participación libre y responsable, colaborando en la organización de la residencia.

ü      Un clima de serenidad y silencio que favorezca el estudio, el trabajo y el descanso.


CAUSAS QUE EXCLUYEN DE LA RESIDENCIA

                    Se considera incompatible con la permanencia en la residencia sin esperar la terminación del curso:

 

ü      El incumplimiento del Carácter Propio y Reglamento.

ü         La falta de respeto a las personas que comparten la vida en la Residencia, como molestar habitualmente perturbando el estudio o el descanso.

ü         La irresponsabilidad en el trabajo o el estudio.

ü         Pernoctar fuera de la Residencia sin autorización escrita de los padres y conocimiento de la Dirección.

ü         La actitud de descontento, la queja habitual en diversos aspectos de la vida de la Residencia.